Cultivo de Amaranto

Cultivo de Amaranto

Cantidad de semilla, métodos y densidad de siembra

La semilla del amaranto se encuentra en la panoja. Como mínimo una panoja produce de 40 a 60 gramos de semillas por planta. Para establecer una manzana se necesitan aproximadamente 18 onzas de semillas, equivalente a 12 o 15 panojas.

La siembra del amaranto se realiza de dos maneras según el tamaño del área a sembrar.

Trasplante: Se utiliza cuando el área de siembra es igual a un cuarto (2,500 vr2) o media manzana (5,000 vr2). Se realiza a los 15-20 días después de la siembra cuando las plántulas presentan de 4 a 6 hojas.

Siembra directa: Se realiza a chorrillo, cuando el área es igual o mayor a 1 manzana. Para evitar que el viento cause perdidas de semillas y garantizar una distribución uniforme se recomienda mezclar la semilla con arena. A los 15-20 días después de la siembra se realiza el raleo dejando de 4 a 6 plantas por metro lineal. Las distancias de siembra recomendadas entre plantas son de 20 centímetros y de 70 centímetros entre calles o surcos, para obtener aproximadamente 40,000 a 50,000 plantas por manzana.

Prácticas de control de malezas

Mantener la parcela libre de malezas los primeros 45 días después de siembra, garantiza al menos el 80% de la producción. Los métodos más comunes para el control de malezas en amaranto son:

– Control manual: recomendado para áreas menores a una manzana. Se utilizan herramientas como machetes y azadón. A partir de los 20-30 días después de emergencia y un segundo control 20-25 días después del primero.

– Control cultural: rotación de cultivos, cultivos de cobertura de tipo rastrero.

– Control mecánico: a través de equipos como cultivadoras.

– Control químico: a través de herbicidas con banda verde por ser de menor riesgo para la salud humana y el medio ambiente. Este método se recomienda como última opción.

Fertilización del cultivo

Aunque el amaranto es un cultivo con poca exigencia de nutrientes, es importante que los productores conozcan la fertilidad de sus suelos para realizar un buen plan de fertilización en sus cultivos.

Se identifican dos momentos importantes en el ciclo de amaranto:

a) Al momento de la siembra: Se recomienda usar 2 quintales de fertilizante completo 12-30-10 por manzana.

b) A los 20 a 25 días después de nacido el cultivo: Se recomienda usar 1 quintal de urea por manzana para todas las zonas del país.

Para complementar la fertilización se recomienda la aplicación de biofertilizantes líquidos o fertilizantes foliares y abonos orgánicos que proporcionen a la planta microelementos esenciales.

Adicionalmente, se recomienda realizar prácticas agroecológicas de manejo en sus suelos como la NO QUEMA, incorporación de rastrojos, abonos orgánicos, abonos verdes.