Cultivo de Chile Jalapeño

Cultivo de Chile Jalapeño

Distanciamiento, Densidad y Arreglo Espacial 

Este cultivo se establece en siembra directa usando 3 libras de semilla sembrada en distancias de 50 centímetros entre surcos y 15 entre plantas para híbridos; 80 centímetros entre surcos y 30 entre plantas para variedades criollas, obteniendo poblaciones de 25,000 a 30,000 plantas por manzana.

En cada golpe se dejan de tres a cinco plantas.

Manejo de malezas en chile jalapeño

Es importante que el cultivo se mantenga libre de malezas  durante todo el ciclo, ya que además de competir con el cultivo las malezas sirven como refugio de plagas que transmiten enfermedades virales.

El control de malezas en este cultivo se puede realizar:

-Manual: Cuatro deshierbes manuales en todo el ciclo son suficientes para mantener limpio el cultivo, haciendo uso de  machete o azadón.

– Mecanizado: Otra alternativa de control es la deshierba mecanizada con cultivadora.

– Cultural: Uso de cobertura plástica (mulch).

– Control químico: como última opción, seleccionando aquellos productos de banda verde y selectivos al cultivo que son menos dañinos al ambiente y la salud humana.

Fertilización

Es importante que los productores conozcan la fertilidad de sus suelos para realizar un buen plan de fertilización en sus cultivos.

Al momento de la siembra aplicar 2 quintales por manzana de la fórmula 18-46-0.

Este cultivo responde bien a dosis de 4 quintales por manzana de urea, la cual deberá aplicarse fraccionada en cuatro momentos:

La primera al momento de la siembra o trasplante;

La segunda después del raleo o selección (50 a 65 días después de la siembra) más 1 quintal de 0-0-60;

La tercera, antes del inicio de la floración (80 días después de la siembra)

La última inmediatamente después del primer corte de chile.

Para complementar la fertilización se recomiendan tres aplicaciones de fertilizantes foliares enriquecidos con boro, calcio y magnesio, en dosis de 2 litros por manzana.

Esta fertilización se debe realizar por la mañana o al atardecer.

Es importante realizar prácticas de conservación de suelos y agua,NO QUEMA, abonos orgánicos, cultivos de cobertura e incorporación de material de podas.