Cultivo de Chayote

Cultivo de Chayote

Cantidad de plantas y distancias de siembra

El chayote se puede establecer haciendo uso de frutos o esquejes como material de siembra.

Es recomendable utilizar como semilla el fruto sazón.

Para conservar las características de una variedad en especial, se recomienda usar esquejes del tallo principal. Previo a la siembra, es importante la construcción de una enramada, con postes de 2.5 metros de altura.

La distancia de siembra utilizada es en cuadro a 4 metros x 4 metros, obteniendo una población de 440 plantas por manzana.

Manejo de poda

La plantación debe orientarse hacia arriba con una o dos guías hasta que llegue al emparrado, eliminando los brotes laterales. La poda de deshoje o mantenimiento, se inicia después de la primera producción y debe hacerse en forma continua; se elimina todo el tejido improductivo que presente síntomas de vejez, hojas enfermas y muertas.

Prácticas de control de malezas

En las primeras etapas de crecimiento, el cultivo se debe mantener limpio; se recomienda hacer aclareos por debajo del emparrado y casear la planta, eliminando las malezas con machete a ras del suelo.

Esta labor debe hacerse cuantas veces sea necesario o por lo menos una vez cada 2 meses, principalmente durante el período lluvioso.

Fertilización y enmienda de la plantación

a) Al momento del trasplante, el hoyo se rellena con 3 libras de abono orgánico en forma de compost, lombrihumus o bocachi.

b) Dos meses después del trasplante, aplicar 4 onzas por planta (2 quintales por manzana) de fertilizante 18-46-0 + 1 libra de abono orgánico.

c) A los 5 meses después del trasplante, aplicar 5 onzas por planta (2.5 quintales por manzana) de fertilizante 18-46-0 + 2 libras de abono orgánico.

d) A los 8 meses después del trasplante, aplicar 6 onzas por planta (3 quintales por manzana) de fertilizante 18-46-0.

e) En el segundo año, con las primeras lluvias aplicar 5 onzas por planta (2.5 quintales por manzana) de fertilizante 18-46-0 + 10 libras por planta de abono orgánico.

f) Cuatro meses después, aplicar 5 onzas por planta (2.5 quintales por manzana) de fertilizante 18-46-0 + 10 libras por planta de abono orgánico.

g) Durante el período de floración y fructificación, hacer aplicaciones quincenales de biofertilizante líquido enriquecido con boro, calcio y zinc, en dosis de 2 litros por bomba. Esta fertilización se debe de realizar por la mañana o al atardecer.