El Consejo Nicaragüense de Ciencia y Tecnología (Conicyt) en coordinación con el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el Programa Internacional de Agricultura de la República de Corea del Sur, realizó el Congreso de Hortalizas, Raíces y Tubérculos para la Seguridad Alimentaria.

En la actividad estuvieron presentes representantes de instituciones de Gobierno y del Consejo Nacional de Universidades (CNU), docentes, estudiantes y técnicos, entre otros.

Este Congreso está enmarcado en la Jornada de Ciencia y Tecnología del Conicyt y en las políticas públicas y estrategias del buen Gobierno, gracias a la gestión del Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo.

El General (en retiro) Omar Halleslevens, Ministro Asesor Presidencial para Asuntos Específicos y Presidente del Conicyt, expresó que este Congreso tiene que ver con la parte agrícola, seguridad alimentaria y autoabastecimiento de productos que consumimos como es el tomate, yuca, quequisque y repollo.

En el evento se desarrollaron conferencias de especialistas nacionales, cuyos temas se enfocaron en el fortalecimiento de la productividad.

«Para ello estamos hablando del empleo de nuevas tecnologías, estamos hablando del mejoramiento de semillas, estamos hablando de la inocuidad, de la producción inocua, estamos hablando de la adaptabilidad a los cambios climáticos, que tenemos que tener en cuenta en esta época hoy por hoy, y estamos hablando de la sostenibilidad de esa productividad que estamos buscando», dijo Halleslevens.

De igual manera, se busca producir más y mejores productos a precios más bajos.

«Estamos en la lógica de fortalecer todos aquellos aspectos que tienen que ver con el empleo de nuevas tecnologías, con el fortalecimiento de ellas, con la apropiación de eso, con la trasmisión de esas experiencias, de esos recursos y en la posibilidad de que venga a beneficiar de manera directa a la producción nacional», agregó.

Por su parte el Sr. Ho Ki Park, Director del Programa Internacional Agrícola de Corea del Sur, dijo que seguirán trabajando y cooperando a través de Kopia para la agricultura en Nicaragua no solamente con el INTA sino con agentes gubernamentales y universidades relacionadas.

A la vez refirió que la cooperación con INTA en Nicaragua comenzó en 2017 con el cultivo de arroz y tomate. Actualmente trabajan en 5 proyectos incluidos soya, ajonjolí y ganadería.

«En Nicaragua el tomate es un cultivo muy importante para el manejo equilibrado de la nutrición y los ingresos de los hogares agrícolas», acotó.

Igualmente, el compañero Luther Casco, Director de Investigación del INTA, manifestó que las hortalizas, raíces y tubérculos representan para la economía nacional un elemento importante y a la vez proveen la seguridad alimentaria.

«La tarea de nosotros como instituciones de ciencia y tecnología es proponer y poner a disposición de las familias tecnologías que les permitan seguir implementando sus rendimientos y lograr su autosostenibilidad», puntualizó.