El codirector del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) Miguel Obando, reseñó que esa institución brinda un acompañamiento permanente a los productores de todo el país, ejecutando políticas que propicien mejores rendimientos y calidad en la producción agropecuaria.

Durante una entrevista en el programa Revista En Vivo, Obando, mencionó que este año desde el INTA se están entregando 400 mil bonos distribuidos en todos los rubros agrícolas y pecuarios. Indicó que para la siembra de primera se han entregado 174 mil bonos.

La entrega de los bonos se enmarca en las políticas de mejora de los niveles de productividad y rendimiento de la producción.

Además, desde el INTA se ejecutan otras políticas como la de investigación y de innovación “que se orienta a obtención de tecnologías y prácticas según los rubros”.

“El INTA desarrolla investigación para generación de tecnologías y variedades de todos los cultivos y transferencia de conocimientos a los productores”, dijo Obando, a la vez que señaló que hay más de 200 tecnologías que se están divulgando.

El impacto que todas las políticas han tenido en la producción ha sido notable. Del 2007 a esta fecha, la producción agropecuaria ha crecido en un 76%, el sector agrícola ha crecido con el 86% y el pecuario 65%, dijo Obando.

Además, destacó que el año pasado a pesar de tener dos situaciones anormales la pandemia y los huracanes, la evaluación del ciclo agrícola 2020-2021 ha sido muy positiva con rangos de crecimiento entre 6% y 9%.

Obando también destacó las capacidades que el INTA ha venido instalando en todo el país a lo largo de estos años.

Entre estas capacidades están la instalación de 14 centros de investigación, y para este año se tiene previsto alcanzar los 21 centros.

En el marco de la política de seguridad alimentaria, se han desarrollado más de 700 bancos de semillas con los productores y se tiene la meta de llegar a 1 mil 500 bancos de semilla.

Además, se han instalado 14 granjas de inseminación porcina, y se instalarán cuatro más en los próximos meses, así como centros de desarrollo genético para la producción bovina “con el propósito de mejorar la nutrición y los ingresos de las familias”.