Tomado de El 19 Digital

El Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA), recibió donación de equipos para la investigación y transferencia de tecnologías de la producción agropecuaria, en el marco del cierre del proyecto “Un Viaje en Común”.

El compañero Luther Casco, director nacional de Investigaciones Agropecuarias del INTA, dijo que este 30 de abril de 2021, en el cierre del proyecto “Un Viaje en Común”, el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), les hizo entrega de herramientas tecnológicas como: celulares, tablet y estaciones meteorológicas para continuar fortaleciendo las capacidades de respuesta a las familias.

Tomando en consideración los escenarios climáticos actuales; fuimos testigos el año pasado (2020), toda la nación, de la ocurrencia de los fenómenos extremos como nunca vistos en la historia, dos huracanes pasar por el mismo lugar y con la fuerza que tenían”, recordó.

Las herramientas donadas por el CIAT, va a permitir que las familias productoras cuenten con información con mucho tiempo, en función de mejorar el manejo de los cultivos.

Aplicar tecnologías que les permitan reducir la afectación por plagas, enfermedades o bien por condiciones de lluvia extrema”, expresó.

Para mejorar capacidades técnicas

El compañero Casco destacó que el proyecto Un Viaje en Común” fortaleció las capacidades técnicas de familias productoras, para mejorar sus capacidades, ante la variabilidad climática.

Mejorar sus capacidades de adaptación, mediante el uso de tecnología agroclimática actualizada”, resaltó.

Dio a conocer que el objetivo de este proyecto era orientar a las familias, información acerca de la ocurrencia de lluvias copiosas o períodos de extrema sequía, y sobre la base de esto, poder seleccionar mejor sus variedades, las prácticas y tecnologías que iban a implementar en sus parcelas, para reducir los efectos y garantizar la alimentación.

Por su parte, Jenny Wiegel, representante en Nicaragua del CIAT, explicó que el proyecto “Un Viaje en Común”, financiado por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, tuvo como objetivo fortalecer capacidades en las instituciones en cuatro países de Centro América, incluyendo Nicaragua.

Expresó que el proyecto persigue “hacerle frente al reto de la adaptación al cambio climático, en el caso de Nicaragua, con énfasis en el corredor seco; entonces, nosotros hacemos ahora entrega de estos equipos, marcando el momento de cierre, finalización de ese proyecto, para que el INTA pueda dar continuidad a las capacidades adquiridas en el marco de este proyecto”.

Manifestó que en el marco de este proyecto se ha establecido una dinámica en la zona de Somotillo, de mesas técnicas agroclimáticas, con información sobre el pronóstico del clima.

Para la época de siembra, se hace un diálogo, un intercambio de saberes entre los técnicos y especialistas del INTA y productores y otros actores locales de la zona para identificar recomendaciones específicas, para una zona, para cultivo específico sobre fechas de siembra, variedades de siembra u otras”, comentó.