Tomado de Barricada

El Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) fortaleció la cooperación que mantiene con Taiwán, a través de la firma de un convenio que buscará por 5 años, la transformación de la agroindustria, el fitomejoramiento y la identificación de los valores nutricionales de arroz y frijol.

La firma del convenio del proyecto de investigación y transferencia de tecnologías innovadoras para el mejoramiento de la productividad en los cultivos de arroz y frijoles, lo realizó la codirectora del INTA, Claudia Cárdenas y el Embajador de Taiwán en Nicaragua, Jaime Wu.

Cárdenas calificó al proyecto como importante, emblemático y significativo para Nicaragua.

La codirectora del INTA, explicó que los proyectos de arroz y frijol se desarrollaron en un primer período con una duración de 5 años, donde se obtuvieron resultados, tales como, «conformación de 365 bancos comunitarios de semillas, generamos 8 variedades de de frijol, entre purificación y nuevas variedades, 13 variedades de arroz, 9 purificadas y otras generadas; el fortalecimiento de las capacidades de cada uno de los productores de los bancos comunitarios de semillas; las aplicaciones digitales para las alertas tempranas y fortalecimiento del trabajo armonioso entre los equipos técnicos del INTA y ICDF».

La codirectora del INTA dijo que también se estarán » fortaleciendo las capacidades; la transferencia de la tecnología y la clasificación de los bancos comunitarios que se establecieron en el primer período, entonces, los bancos más avanzados van a trascender en nuevos niveles en busca de generar arroz y frijoles con altos valores nutricionales y para eso se va trabajar a nivel de laboratorio».

Elvenes Vega Corea, del área de investigación agrícola del INTA, informó que el proyecto contempla la creación de los grupos de innovación tecnológica.

Explicó que en estos grupos «estarán aquellos bancos comunitarios de semillas que están organizados en diferentes categorías y que se estarán fortaleciendo con tecnologías y estaciones meteorológicas».

«También serán espacios de difusión de tecnologías, procesos de investigación, de emprendedurismo y vamos a fortalecernos con tecnologías para enfrentar el cambio climático y ser más resilientes», aseveró Vega.