Tomado de El 19 Digital

La ampliación de la granja de mejoramiento genético porcino del centro de desarrollo tecnológico Campos Azules en Masatepe fue inaugurada este miércoles 3 de febrero.

La compañera Claudia Cárdenas, Codirectora del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) mencionó que se trata de un centro que se enfoca en promover y mejorar las condiciones de vida de las familias pequeñas productoras que no tenían acceso a este tipo de tecnologías anteriormente.

Gioconda Aguirre, alcaldesa de Masatepe, expresó durante la ceremonia que se trata de una bendición que será de gran relevancia económica para la cuarta región.

En ese sentido agradeció los lazos de hermandad con el pueblo y Gobierno de Taiwán que han hecho posible alcanzar grandes logros tanto en este sector como en otros sectores productivos y sociales.

Tanto esta granja como las próximas a ser inauguradas en todo el territorio nacional persiguen el objetivo de que el país sea autosuficiente en cuanto a consumo y escalar al punto de la exportación al cumplir con los exigentes estándares de calidad a nivel internacional.

La meta del año 2020 era de alcanzar 35 mil cerdas inseminadas a nivel nacional, y para este a cuota por departamento es de dos a tres veces mayor.

Vamos a tener más opciones, más ampliación de oportunidades con la inseminación porcina. Si bien el inicio del ciclo anterior creo que llegamos a aproximadamente a 490 en el departamento de Masaya, la meta de este año es el doble, es el triple a nivel nacional”destacó la compañera Claudia Cárdenas.

El embajador de Taiwán en Nicaragua, Jaime Chin-Mu Wu, valoró los éxitos que han alcanzado las familias con este tipo de proyectos.

Este proyecto comenzó hace poco, a finales del año pasado comenzamos a apoyar este proyecto de mejoramiento genético para incrementar la productividad de ganado porcino. Es un proyecto que pretende fortalecer la capacidad técnica de las familias productoras, de cerdos, también para mejorar los índices de ganado porcino, también la línea genética de los hatos porcinos acá en Nicaragua”, aseguró.