Es una práctica cultural que garantiza mejores condiciones a las plantas.