Cultivo de Okra

Cultivo de Okra

Establecimiento del cultivo de Okra

El cultivo de okra se establece en siembra directa, es recomendable iniciar el establecimiento durante los primeros quince días del mes de octubre. La cantidad de semilla a utilizar es de 13 a 15 libras para una manzana. La densidad poblacional puede ser de 25,000 a 30,000 plantas por manzana, por lo que la distancia a utilizar será de 60 a 80 centímetros entre plantas y 1 a 1.80 metros entre hileras.

Manejo de poda

La poda debe realizarse después de la cosecha, eliminando todas las hojas debajo de las ramas fructíferas para ampliar el período de cosecha y estimular la producción de frutos.

Prácticas de control de malezas

Los métodos para el control de malezas en Okra son:

–    Manual a través de herramientas como machetes, azadón.

–    Mecánica a través de equipos principalmente desmalezadora o desbrozadora.

–    Cultural a través de prácticas como cultivos de cobertura de tipo rastrero y uso de hojarasca.

–    Químico a través de herbicidas como última opción, usar  productos de banda verde que son amigables con el medio ambiente y de menor riesgo para la salud humana.

Fertilización del Cultivo

Es importante que los productores conozcan la fertilidad de sus suelos para realizar un buen plan de fertilización en sus cultivos.

Como fertilización de fondo se recomienda el uso de estiércol (en forma de compost o bocashi) en dosis de 150 quintales por manzana.

Complementar la fertilización con 4 quintales de urea más 2 quintales de la fórmula 18-46-0 y 2 quintales de 0-0-60 en mezcla, fraccionada en dos momentos, al inicio de producción y la segunda de 5 a l0 días después de la primera cosecha.

Es importante realizar prácticas de conservación de suelos y agua,NO QUEMA, abonos orgánicos, cultivos de cobertura e incorporación de material de podas.