Cultivo de lechuga

Cultivo de lechuga

Establecimiento de semillero

La producción de plántulas de lechuga suele hacerse a traves del establecimiento de semilleros. Se recomienda el uso de bandejas utilizando sustratos artesanales a base de lombrihumus, cascarilla quemada y sin quemar para favorecer el desarrollo de raíces. Las semillas se siembran a 3 mm de profundidad.

Se puede utilizar Trichoderma para proteger las plántulas de enfermedades mezclado con el sustrato o haciendo una aplicación a las plántulas cuando están recién germinadas utilizando 3 onzas y media (100 gramos) de producto.

El trasplante se realiza de 30 a 40 días después de la siembra, cuando la lechuga tiene de 5-6 hojas verdaderas y una altura de 8 cm.

Cantidad de plantas y distancias de siembra

El trasplante se realiza en camas o en camellones.

– Las camas deben tener una altura de 25 centímetros y  separadas a 1.2 metros para que las plantas no estén en contacto con la humedad, además de evitar los ataques producidos por hongos.

La distancia entre plantas depende de la variedad utilizada, para aquellas de crecimiento erecto o de cabeza pequeña se recomienda sembrarlas a 25 x 25 centímetros. Para las de cabeza o arrepolladas a 30 x 30 centímetros para tener una población aproximada de 40,000 a 60,000 plantas por manzana.

– En sistema de camellones o surcos se utilizan distancias de siembra de 40 x 40 centímetros con una densidad de 44,100 plantas por manzana.

Prácticas de control de malezas

Este cultivo no tolera la competencia con malezas, por lo que se hace necesario mantenerlo limpio durante todo su ciclo.

Manual: los deshierbes preferiblemente se realizan con azadón o machete.

Control Químico: como última opción, seleccionando aquellos productos de banda verde y selectivos al cultivo que son menos dañinos al ambiente y a la salud humana.

Fertilización del cultivo

Es importante que los productores conozcan la fertilidad de sus suelos para realizar un buen plan de fertilización en sus cultivos.

  • Se recomienda la aplicación de 40 quintales por manzana de abono orgánico (Compost, Bokashi, Estiércol Seco) al momento de la preparación del suelo.
  • A los 8 días después del trasplante se aplican 2 quintales por manzana de la fórmula 12-30-10.
  • A los 20 y 45 días después del trasplante se recomienda 1 quintal de urea por manzana en cada aplicación.

La fertilización se puede complementar con el uso de biofertilizantes orgánicos o biomineral liquido enriquecido con harina de roca, en dosis de 1 a 2 litros por bombada. Se realiza a partir de los 15 días después del trasplante con frecuencias semanales o quincenales.