Cultivo de Granadilla

Cultivo de Granadilla

Cantidad de plantas y distancias de siembra

Se recomienda extraer semillas de frutos provenientes de plantas sanas y vigorosas, establecer siembra directa en bolsas manejadas en vivero de 6 a 8 semanas antes del trasplante. Previo a la siembra, se recomienda la construcción de una enramada.

Para el establecimiento de una manzana se necesitan 280 plantas, sembradas en cuadro a una distancia de 5 metros x 5 metros.

Manejo de poda

Debe orientarse la plantación hacia arriba con una o dos guías hasta que llegue al emparrado; seguidamente se despunta y se le deja crecer de 4 a 5 ramas principales que se conducen para que se extiendan adecuadamente y evitar recargos de las ramas hacia los lados.

La poda de limpieza y mantenimiento consiste en realizar deshoje y eliminación de ramas y guías improductivas, dándole a la planta aireación y espacio; esta poda es obligatoria después de cada cosecha; aprovechar para podar aquellas ramas que ya dieron frutos.

Prácticas de control de malezas

En las primeras etapas de crecimiento, el cultivo se debe mantener libre de malezas al menos cada 2 meses; se recomienda hacer cáseos con machete alrededor de la planta. Para el área de las calles, solo es necesario efectuar controles con el uso de machete en chapias a ras del suelo. Cuando el cultivo ha logrado cubrir toda la enramada, se recomienda hacer control localizado ya que la presencia de malezas disminuye.

Fertilización de la plantación

a) Al momento del trasplante, el hoyo se rellena con abono orgánico en forma de compost, lombrihumus o bocachi y se le agregan 2 onzas por planta de fertilizante 18-46-0 (1 quintal por manzana).

b) Dos meses después del trasplante, aplicar 2 onzas por planta (1 quintal por manzana) de fertilizante 18-46-0 + 3 paladas de abono orgánico (al menos 6 libras).

c) A los 6 y 9 meses después del trasplante, aplicar 3 onzas por planta (1.5 quintales por manzana) de urea + 4 paladas de abono orgánico (8 libras).

d) En el segundo año con las primeras lluvias, aplicar 4 onzas por planta (2 quintales por manzana) de fertilizante 18-46-0 + 10 libras por planta de abono orgánico.

e) Cuatro meses después, aplicar 4 onzas por planta (2 quintales por manzana) de urea + 10 libras de abono orgánico.

f) Durante el período de floración y fructificación, hacer aplicaciones quincenales de biofertilizante líquido enriquecido con boro, calcio y zinc, en dosis de 2 litros por bomba. Esta fertilización se debe de realizar por la mañana o al atardecer.