Imprimir

Taller Internacional “HACIA LA REDUCCIÓN DE PÉRDIDAS Y DESPERDICIOS DE ALIMENTOS”

on .

Compartir con las instituciones las líneas para el abordaje  de la prevención y reducción de las  pérdidas y desperdicios de alimentos en las cadenas agroalimentarias, es el objetivo del Taller Internacional “HACIA LA REDUCCIÓN DE PÉRDIDAS Y DESPERDICIOS DE ALIMENTOS”, organizado por el Buen Gobierno a través del INTA en coordinación con la FAO.


Las pérdidas y desperdicios de alimentos suelen ocurrir en las distintas etapas de la cadena alimentaria, es decir, durante la cosecha, el transporte, el almacenamiento, e incluso la distribución y consumo de los mismos, afectando negativamente en la seguridad alimentaria, el desarrollo económico y el medioambiente.

En el Taller participa la Dra. Michely Vega, del Instituto de Investigaciones Fundamentales en Agricultura Tropical,  INIFAT – Cuba, quien comparte la experiencia de su país para reducir las pérdidas y desperdicios de alimentos; entre estas la planificación de la producción, mapeo de los recursos hídricos, demanda del consumo alimenticio y requerimientos nutricionales, participación de los productores a través de cooperativas, entre otras.

Por su parte el Cro. Marlon Lira, técnico poscosecha del INTA, manifestó que los productores de nuestro país para reducir el porcentaje de pérdidas utilizan estructuras de almacenamiento y caseta de secado en el caso del maíz; mientras que para las hortalizas y frutas aplican las normas de inocuidad en campo, y las buenas prácticas de los productos en anaquel y transporte.

Esta situación plantea retos de mayor integración entre la alimentación, agricultura, recursos naturales y medio ambiente para lograr un mejor aprovechamiento en los alimentos que se producen y se consumen.

En Nicaragua no se cuentas con datos específicos sobre las pérdidas y desperdicios de los alimentos, no obstante se estima que las frutas y hortalizas son los principales rubros en pérdidas poscosecha.

Lo anterior resalta la importancia de realizar en Nicaragua un primer taller para intercambiar experiencias y conocimientos sobre el problema de pérdidas y desperdicios de alimentos, desde la producción, hasta la comercialización y consumo de los mismos; este será replicado en las Regiones II, IV y VI con la participación de productores de frutas, hortalizas y granos básicos.