Imprimir

Nicaragua apuesta por inseminación artificial para mejorar producción de vacas y cerdos

on .

Consciente de la necesidad de elevar la calidad y la productividad del ganado, el Gobierno de Nicaragua a través del Tecnológico Nacional (Inatec) se encuentra desarrollando cursos de especialización en inseminación artificial de bovinos y porcinos.


Estos cursos se están brindando en el Centro Nacional de Mejoramiento Genético, ubicado en Ticuantepe, y son destinados a protagonistas de la Educación Técnica en el Campo.

 Este año se tiene proyectado capacitar a 820 personas, entre pequeños ganaderos, estudiantes, protagonistas del Bono Productivo, técnicos comunitarios y técnicos de diferentes instituciones del Gobierno.

Hay que mencionar que para el desarrollo de los cursos de inseminación artificial el TecnológicoNacional ha unido esfuerzos con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria (IPSA), el Ministerio de Economía Familiar y Comunitaria y Alba Genética.

Oscar Real, director del Area Agropecuario del Inatec, subraya que con este programa de capacitaciones se logrará contar con personal que puedan apoyar a los productores a mejorar la calidad genética de sus animales.

Al respecto, el ingeniero Humberto Gutiérrez, coordinador del Área Técnica de Alba Genética, explica que esta tecnología permite además llevar un mejor control de la preñez de los animales.

“El semen que utilizamos en inseminación artificial es de toros ya probados”, destaca Guitiérrez, quien agrega que los sementales usados para extraer el semen tienen un valor mínimo de 25 mil dólares.

Muchos de los protagonistas no tenían siquiera noción de la técnica, sin embargo, están claros de lo que implica para hacer que el ganado sea más productivo.

“Yo no sabía cómo era palpar una vaca para saber si estaba en período de gestación”, indica AlbaPérez Sánchez, técnica comunitaria que se encargará de multiplicar estos conocimientos en la localidad donde vive.

El Centro Nacional de Mejoramiento Genético fue fundado en 1982 durante la primera etapa de la Revolución Popular Sandinista, y en la actualidad continúa siendo un pilar importante para el futuro del desarrollo ganadero nicaragüense.