banner-whasaap-web.jpg - 55.28 KB

Imprimir

INTA y Taiwán firman importante proyecto para reforzar las tecnologías productivas

on .

Implementar nuevas tecnologías y conocimientos a fin de mejorar la productividad, es el objetivo principal del Proyecto de Producción de Plantas y Hortalizas en Nicaragua, firmado este miércoles por autoridades delInstituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la hermana República de China (Taiwán).

 

Este proyecto forma parte de la firma de acuerdos de los 6 nuevos proyectos de cooperación presentados el año pasado, como muestra de la unidad, amistad y solidaridad entre Nicaragua y Taiwán, compartiendo conocimientos técnicos entre ambos pueblos.

La firma del acuerdo específico de ejecución del Proyecto de Producción de Plantas y Hortalizas, apoyado y financiado por la hermana República de China (Taiwán), estuvo a cargo de Miguel Obando, codirector general delINTA y el embajador de la República de China (Taiwán), Jaime Chin-Mu Wu.

El Embajador Jaime Chin-Mu Wu explicó que este proyecto está dirigido a reforzar las tecnologías productivas, incrementando en 5% el área de cultivo en 7 departamentos.

“En Nueva Segovia, Estelí, Madriz, Jinotega, Matagalpa, Managua y Masaya, se estará utilizando las plantas inoculadas, con el objetivo de fortalecer las capacidades en técnicas de manejo agroecológico en plantas de frutas y hortalizas”, precisó.

“Nuestros gobiernos han venido trabajando de forma articulada en proyectos desarrollo agropecuario, de gran importancia para el desarrollo del país. En ese sentido nos complace ver cómo vamos avanzando por la ruta del proyecto y progreso, ayudando al bienestar de las familias, trabajando con ahínco, bajo la sabia dirección del presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo”, dijo Wu.

Desarrollo del proyecto

El proyecto está centrado en 5 metas principales: rehabilitar centros de producción de plántulas de hortalizas y frutas en Estelí y en INTA-CENIA; incrementar la producción y la venta de 3 millones de unidades de plántulas de hortalizas; producir 35 mil plántulas de papaya por medio de propagación asexual; realizar cursos de capacitación a más de 1 mil 200 agricultores en los departamentos mencionados y capacitar a más de 120 técnicos en la producción de plantas de hortalizas y frutas inoculadas con bioinsumos, utilizando cultivos de tejidos y métodos de propagación.

Miguel Obando, del INTA, expresó que este proyecto viene a mejorar los niveles de vida en la agricultura familiar.

“En esta agenda que hemos venido trabajando con la misión técnica, procuramos que la seguridad alimentaria este siempre, garantizando el mejor beneficio para los pequeños y medianos productores”, sostuvo.

Destacó que con la tecnología que implementará Taiwán, se van a mejorar capacidades del personal y también en infraestructura, para implementar tecnologías y conocimientos científicos.

El proyecto se ejecutará en las regiones I, II, IV y VI, a fin de levantar la productividad de estos rubros de hortalizas, tan importante en la dieta alimentaria.

“Somos un país que tenemos una diversidad de productos en cuanto a frutas y hortalizas y con estas técnicas modernas vamos aprovecharla con un enfoque de cadena de la producción, transformación, valor agregado y la inocuidad para el consumo y para ser competitivo en los mercados internacionales”, agregó Obando.

En el acto de firma, también estuvo presente Claudia Cárdenas, codirectora general del INTA; el especialista en hortaliza y frutas de la embajada de Taiwán y especialistas y funcionarios del INTA.