Con el fin de que las familias puedan recibir sus conocimientos y emprender sus negocios, el Instituto de Tecnología Agropecuaria, INTA, inauguró una granja de chompipes (pavos) y así facilitarles alternativas para su supervivencia.

Estas granjas beneficiarán a campesinos de los municipios de Managua, quienes también podrán construir sus estructuras y diversificar la producción de animales.

Estas «chompiperas» permitirán también que las familias tengan sus animales para auto consumo y para su comercialización.

La granja de chompipe que abrió el INTA este viernes, es dirigida a la crianza de este animal que pone unos 80 huevos al año, pero eso se incrementaría con mejoramiento genético.

Un huevo de chompipe en algunas zonas de Nicaragua cuesta unos 30 córdobas y el macho puede llegar a pesar hasta 18 libras y las hembras hasta 10 libras.

Este animal tiene un alto índice de mortalidad, por lo que es responsabilidad de las personas a cuidarlos y garantizarles su sanidad.

Emprendimiento muy productivo

Claudia Cárdenas, co-directora del INTA, animó a las amas de casa a impulsar su propia granja ponedora de huevos para obtengan ganancias en un futuro.

«Ya inauguramos en Masaya una granja de chompipes, este año estamos inaugurando otra en Managua, en el Centro Nacional de Investigación Agropecuaria y el objetivo es investigar y después transferir los conocimientos a las personas», adujo la co-directora del INTA.

Vilma Galeano es una campesina de Mateare, quien manifestó que ya tiene su granja de chompipes que le ayudan a su economía.

«El objetivo mío ha sido porque los principios de mis padres, que ellos criaban chompipes y yo he seguido. La carne de chompipe la ocupo para hacer nacatamales«, expresó esta campesina.

Una chompipe hembra de tamaño mediana, tiene un costo aproximado de unos 300 córdobas (9 dólares) mientras que el macho su precio asciende a unos 800 córdobas.

Fuente: TN8