Sandoval Bismarck1, MSc.

La estacionalidad de la producción forrajera en los países tropicales, hace imprescindible la conservación de los mismos, ya sea como heno o ensilaje, con el fin de obtener una producción de leche y carne eficiente y continúa durante todo el año. Los ensilajes que normalmente se elaboran en estas zonas, son provenientes de gramíneas tropicales, las que se caracterizan por presentar bajos contenidos de proteína y carbohidratos solubles, así como altos niveles de fibra, lo que afecta la fermentación teniendo como resultado un ensilaje de mala calidad nutricional.

Otro factor que afecta la calidad del ensilaje, es la edad de cosecha del forraje, ya que en la medida que el pasto envejece, se incrementan los contenidos de los nutrientes menos digeribles, mientras que los componentes nutritivos decrecen. En este contexto, el uso de pastos y forrajes a edad adecuada para la elaboración de ensilajes, es una de las tareas que deben cumplir con rigor los ganaderos en nuestro país, para obtener de esta manera ensilaje de calidad, el cual es un importante recurso alimenticio para los sistemas de producción animal.

La investigación se llevó a cabo en el año 2016-2017, en la finca de investigación e innovación tecnológica, propiedad del productor investigador Francisco Ismael Argüello González, comunidad Pochomil, municipio San Pedro del Lóvago, departamento de Chontales. El diseño utilizado fue uno completamente aleatorizado (DCA), con arreglo factorial (3×2). Los tratamientos evaluados se describen a continuación.

Tabla 1. Descripción de tratamientos

Tratamientos Cultivares Frecuencia de corte (días)
1 King grass 60
2 Maralfalfa 60
3 Cuba CT – 115 60
4 King grass 70
5 Maralfalfa 70
6 Cuba CT – 115 70

Los resultados demostraron que el mayor contenido de proteína bruta fue encontrado en el ensilaje de pasto Cuba CT-115 (5,67%). Sin embargo, los mayores valores de fibra detergente neutro y fibra detergente ácida se obtuvieron en los ensilajes de King grass (73,87% y 55.97%) y Maralfalfa (73,87% y 54.75%), respectivamente. Lo anterior indica que ensilajes con mayor contenido de proteína y menor contenido de fibra son más consumidos y aprovechado por los animales tal es el caso del pasto Cuba CT-115.Por otro lado,se encontró queel porcentaje de materia seca en el ensilaje incremento de 19,78% a 21,22% con el aumento de las frecuencias de corte. Sin embargo, el contenido de proteína bruta en el ensilaje declinó de 5,00% a 4,35% en la medida que se incrementaron las frecuencias de corte (Tabla 2). Esto indica que a medida que el pasto envejece se incrementa el contenido de fibra y se reduce el contenido de proteína, reduciendo la calidad nutricional de los forrajes ensilados, por lo que se debe de tomar en cuenta la edad de corte para obtener un ensilaje de calidad. 

 Tabla 2. Efecto principal de cultivar y frecuencias de corte sobre las características bromatológicas del ensilaje.

Cultivar MS PB FDN FDA HEMICELULOSA
                                                (%)
King grass 21,67 4,08 73,87 55,91 17,96
Maralfalfa 19,17 4,28 73,87 54,75 19,12
Cuba CT – 115 20,67 5,67 71,03 51,79 19,24  
Edad de corte (d)          
60 19,78 5,00 72,10 53,17 18,93
70 21,22 4,35 73,74 55,17 18,57

MS= Materia seca, PB = proteína bruta, FDN = Fibra potencialmente digerible, FDA = Fibra no digerible,           Hemicelulosa = carbohidratos digeribles.

El pH en el ensilaje del pasto INTA Cuba CT – 115 (4,50) fue significativamente menor  a los obtenidos con los cultivares King grass (5,67) y Maralfalfa (5,45), (Figura 1). Por otro lado, El pH en el ensilaje se incrementó de 5,00 a 5,62 con el aumento de las frecuencias de corte (Figura 2). Cabe mencionar que el PH óptimo para ensilaje de pastos tropicales está en el rango de 4 a 4.5 

Tomando en cuenta los resultados obtenidos en la presente investigación se recomienda el uso del pasto Cuba CT-115, cosechado cada 60 días, para obtener ensilaje de calidad, el cual se presenta como una alternativa interesante de suplementación animal, ante el cambio climático en Nicaragua