Sandoval Bismarck, MSc.

En Nicaragua, la ganadería bovina es la actividad económica más importante para la producción de alimentos de origen animal, la cual ocupa el 65% del suelo de uso agropecuario a nivel nacional (Castro & Requene, 2015). Asimismo, existen 136 687 familias ganaderas quienes poseen 4, 136, 422 cabezas de ganado bovino desarrolladas en 3. 314, 792.57 hectáreas de pastos, de los cuales el 71% de estos son naturales, los que representan la fuente más barata y accesible de alimento para los rumiantes (CENAGRO, 2011).

En nuestro país, se estima que el 83% de las fincas ganaderas están en manos de pequeños y medianos productores, que se dedican al doble propósito en sistemas de explotación extensivos, los que dependen en alto porcentaje de gramíneas naturales nativas para la alimentación animal (Pineda, Pérez & Vázquez,  2009). Sin embargo, debido a la marcada estacionalidad de las precipitaciones, suelos con baja fertilidad inherente y altas temperaturas, las mismas presentan irregularidad en la producción de biomasa y limitaciones nutricionales afectando la productividad animal.  En este contexto, la búsqueda de estrategias de suplementación animal con recursos propios que se generan en las fincas ganaderas, para una adecuada producción de leche y carne, constituye uno de los aspectos esenciales en el panorama pecuario actual (Torres, 2007).

En el trópico la utilización de árboles y arbustos forrajeros han sido reconocidos como uno de los medios más eficaces para mejorar tanto la oferta como la calidad de forrajes en los pequeños sistemas ganaderos; especialmente durante la época de sequía, debido a su alto rendimiento forrajero, toleran mejor el mal manejo, tienen la capacidad de rebrotar y ofrecer forraje (follaje y frutos), de buena calidad. Estas características nutricionales y de producción, hacen de estas especies una alternativa forrajera para los sistemas de producción animal, y su inclusión significa un punto de partida en el reto de la ganadería tropical moderna (Di Palma, 2006; García et al., 2009).

La investigación se llevó a cabo durante un año entre abril del 2016 y enero del 2017 en la finca La Esperanza, propiedad del Tecnológico Nacional de Chontales, German Pomares Ordoñez, comunidad Pan de Jabón, municipio Juigalpa, departamento de Chontales. La misma tuvo como objetivo evaluar el comportamiento productivo de terneros en crecimiento alimentados con dieta basal de pasto Cenchrus purpureus cv. INTA CT-115 suplementados con forraje de guácimo de ternero (Guazuma ulmifolia Lam.) Ocho terneros criollos en crecimiento con peso promedio de 154 ± 2 kg fueron asignados a los forrajes evaluados según un diseño experimental de intercambio de tratamientos o crossover.

Composición bromatológica del alimento

Se encontró que el porcentaje de materia seca (30.82 vs. 22.28%), proteína bruta (15.10 vs. 8.41%), fibra detergente neutra (71.20 vs. 68.5%), fibra detergente ácida (44.38 vs. 40.07) y digestibilidad in vitro de la materia seca (57.94 vs. 54.50%), fue superior en el follaje de guácimo de ternero respecto a la encontrada en el forraje del pasto INTA CT-115 (Tabla 1). Lo anterior, indica que los arboles forrajeros presentan mejor calidad nutricional que las pasturas tropicales, presentándose como una fuente barata, accesible y sostenible de nutrientes para los animales en pastoreo, sobre todo en la época seca.

Tabla 1. Composición química del forraje INTA CT-115 y follaje de guácimo de ternero.

Tratamiento Componentes (%)
MS PB FDN FDA DIVMS
*INTA CT-115 22.28 8.41 68.5 40.07 54.50
**Follaje de guácimo 31.82 15.10 71.20 44.38 57.94

*Resultados bromatológicos promedios de 6 muestras del pasto INTA CT-115, cosechado a 70 días de rebrote.

** Resultados bromatológicos promedios de 6 muestras de follaje de guácimo de ternero, cosechado a 80 días de rebrote.

Ganancia de peso diario y conversión de alimento

Los resultados demostraron que los terneros alimentados con pasto INTA CT-115 + follaje de guácimo de ternero presentaron mayor ganancia de peso diario (0.71 kg/día vs. 0.43 kg/día) y conversión alimenticia (7.11 vs. 11.76) comparado con aquellos alimentados con INTA CT-115, respectivamente. (Tabla 2).

Tabla 2. Ganancia diaria de peso (GDP) y conversión alimenticia (CA) en terneros en crecimiento alimentados con forraje de INTA CT – 115  e INTA CT – 115 + guácimo.

Tratamientos GDP (kg/día) CA
INTA CT – 115 0.43 11.76
INTA CT – 115 + follaje de guácimo 0.71 7.11
EE 0.04 0.64

Medias con diferente letra en la misma columna difieren significativamente (P<0.05) según la prueba de Tukey.

Las diferencias en ganancia diaria de peso y conversión de alimento a favor de los animales que consumieron pasto INTA CT-115 + follaje de guácimo respecto a la dieta testigo, puedan estar relacionadas a la calidad nutricional (PB  = 15.10% y digestibilidad = 57.94%). Al respecto, Ketelaars et al. (1991) afirma que las plantas que incrementan el nivel de proteína en la ración como el guácimo de ternero, estimulan un aumento en el nivel de eficiencia en la utilización de la energía metabolizable, producida por una mayor actividad microbiana, ejerciendo un efecto positivo sobre el consumo voluntario, la conversión alimenticia y la ganancia de peso.

Análisis económico

Se encontró que al sustituir la dieta base de pasto INTA CT-115 por la dieta a base de INTA CT-115 + guásimo de ternero, se obtuvo un mejor rendimiento financiero con una utilidad neta de C$ 1166.37/animal versus C$ 215.11/ animal.

Tabla 4. Análisis financieros utilizando la metodología de presupuestos parciales.

Tratamientos CA (kg) GPVT (kg) CTA (kg) CAL (C$) CTALC (C$) PPVK (C$) IT (C$) U (C$)
INTA CT-115 11,76 34,40 404,54 3,72 1504,89 50,00 1720,00 215,11
INTA CT – 115 + follaje de guácimo 7,11 56.80 403,85 4,14 1673,63 50,00 2840,00 1166,37
                 

CA: conversión alimenticia; GPVT: ganancia de peso vivo total x animal; CTA: consumo total de alimento x animal, se obtiene (CA X GPVT); CAL: costo del kg de alimento; CTALC: costo total del alimento consumido en el experimento, se obtiene (CTA x CAL); PPVK: precio del kilogramo de ternero en pie; IT: ingreso total, se obtiene (GPVT x PPV); U: utilidad, se obtiene (IT x CTALC).

Los resultados de la presente investigación indican que el uso del follaje de guácimo de ternero como suplemento proteico para terneros consumiendo dieta basal de INTA CT-115, mejora considerablemente la calidad nutricional de la dieta, la conversión alimenticia y la ganancia de peso.

La dieta a base de pasto INTA CT-115 + guácimo de ternero, se presenta como la mejor opción económica para la alimentación de terneros en crecimiento