Sandoval Bismarck, MSc.

En las regiones tropicales las pasturas representan la forma más efectiva y económica para la alimentación del ganado, por lo que el rendimiento y la calidad forrajera son de gran interés para mitigar la baja productividad animal.  En la actualidad en Nicaragua, los productores utilizan diversas especies de pasturas mejoradas siendo las del género Brachiaria las más utilizadas por su excelente adaptación, alto rendimiento forrajero y buen valor nutricional. Sin embargo, para lograr una adecuada utilización de estos recursos en importante que los ganaderos conozcan el momento oportuno de cosecha. La edad de cosecha es un componente importante de toda estrategia de manejo, ya que tienen influencia directa sobre el comportamiento productivo y nutricional de las pasturas.

La investigación se llevó a cabo en la finca del productor investigador Francisco Ismael Argüello González, comunidad Pochomil, municipio San Pedro del Lóvago, departamento de Chontales.

El diseño utilizado fue uno en bloque completamente aleatorizado (DBCA), con arreglo de parcelas divididas.  La combinación de parcela principal (cultivares e híbridos de Brachiaria)por subparcela(frecuencias de corte), generaron los siguientes tratamientos (Tabla 1).

Tabla 1. Descripción de tratamientos

Tratamientos Cultivares e híbridos de Brachiaria Frecuencia de corte (dias)
1 Brachiaria híbrido CIAT BRO2/1752 (Cayman). 28
2 Brachiaria híbrido CIAT BRO2/1752 (Cayman). 35
3 Brachiaria híbrido CIAT BRO2/1752 (Cayman). 42
4 Brachiaria híbrido CIAT 36087 (Mulato II). 28
5 Brachiaria híbrido CIAT 36087 (Mulato II). 35
6 Brachiaria híbrido CIAT 36087 (Mulato II). 42
7 Brachiaria brizantha cv. BSR Piatá. 28
8 Brachiaria brizantha cv. BSR Piatá. 35
9 Brachiaria brizantha cv. BSR Piatá. 42
10 Brachiaria brizantha cv. Marandú CIAT 6780. 28
11 Brachiaria brizantha cv. Marandú CIAT 6780. 35
12 Brachiaria brizantha cv. Marandú CIAT 6780. 42

Los resultados demostraron que la mayor producción de forraje seco anual se obtuvo con elhíbrido Mulato II (16 0008.56 kg/ha/año), y con la frecuencia de corte de 42 días (15 706.83 kg/ha/año). Asimismo, durante la época seca y lluviosa la producción forrajera estacional fue mayor con el híbrido Mulato II (4 120.56 kg/ha y 11 888.00 kg/ha), y con intervalo de corte de 42 dias (3 755.67 kg/ha y  1 1951.17 kg/ha), respectivamente (Tabla 2).

Estos resultados pueden estar relacionados con las diferencias genéticas entre las especies forrajeras evaluadas, destacándose el híbrido Mulato II. Al respecto, distintas investigaciones, afirman que la respuesta productiva de cada especie, no solamente depende del ambiente donde se desarrolla, sino también de sus características genéticas y como resultado, las plantas pueden responder en forma distinta en crecimiento y producción de forraje, aún en la misma época.

Tabla 2. Efecto de cultivar y frecuencias de corte sobre la producción de biomasa seca anual (PBSA) y producción de biomasa seca estacional (PBSE).

Cultivar PBSE  (kg/ha) PBSA (kg/ha/año)
Época seca Época Lluviosa  
Marandú 3 089.78 7 475.00 10 564.78
Mulato II 4 120.56 11 888.00 16 008.56
Cayman 3 166.33 10 198.89 13 365.22
Piatá 1 795.78 1 795.78 10 628.00
 Edad (dias)      
28 1 897.08 6 568.08 8 465.17
35 3 476.58 1 0276.33 13 752.92
42 3 755.67 1 1951.17 15 706.83

En cuanto a la edad de cosecha,  los resultados encontrados indican que la reducción en el rendimiento anual con cortes frecuente (28 días), se debió a un agotamiento de las reservas de nutrientes (carbohidratos, proteínas etc.), en los pastos, al existir poco tiempo de recuperación. Por el contrario con edades de corte prolongados (42 días), la competencia por la luz entre las plantas aumenta continuamente y cada defoliación implica un cambio en la calidad e intensidad de luz que intercepta, por lo que los pastos desarrollan tallos mayores, con hojas largas y baja densidad de tallos, mejorando de esta manera la tasa fotosintética y la producción de materia seca.

Tanto en la época seca (Figura 1), como en la lluviosa (Figura 2), la producción de biomasa seca de hojas (3 259.78 kg/ha y 9 221.89 kg/ha), y relación hoja/tallo (6.05 y  5.08), fue mayor para el híbrido Mulato II, respectivamente. Los resultados encontrados en este estudio sugieren que el B. híbrido cv. Mulato II presenta características favorables para su uso en la alimentación del ganado tanto para la época seca, como la época lluviosa, debido a su mayor producción de hoja y su buena relación hoja:tallo, característica influyente en la calidad forrajera y en la productividad animal.

Se encontró que la proporción de hojas en el forraje cosechado de los cultivares e híbridos de Brachiaria, disminuye al aumentar la edad del rebrote, debido a un mayor crecimiento del tallo, cuando hay condiciones favorables, es decir, que la acumulación del forraje es mayor si el intervalo de pastoreo o corte se prolonga afectando la calidad nutritiva del forraje y ocurre lo contrario cuando el intervalo de cosecha de reduce.  Los resultados de la presente investigación indican que el B. híbridocv. Mulato II presento excelente comportamiento productivo, tanto en la época seca como en la lluviosa, respecto a los demás cultivares e híbrido de Brachiarias evaluados.A demás, para obtener un mejor desempeño productivo de estos pastos se recomienda cosecharlos o pastorearlos con intervalos de corte cada  42 días, durante la época seca y cada 28 a 35 días durante la época lluviosa.